MENÚ

La Reforma y Modernización Permanentes en el Estado Dominicano

Publicado el 2008-12-14 03:00:00 | Por Andrés Navarro García

El proceso de reforma y modernización del Estado dominicano ha sufrido altas y bajas, con momentos de dinamismo, con momentos de letargo. En los últimos 5 años, gracias a la cooperación de la Unión Europea, la República Dominicana ha recibido más de 30 millones de euros, bajo la modalidad de donación, para impulsar el proceso señalado mediante el Programa de Apoyo a la Reforma y Modernización del Estado (PARME).

Ese aporte de los Fondos Europeos de Desarrollo (FED) representa un hito en la historia de la cooperación internacional en la República Dominicana, no sólo por el monto envuelto, sino también por los objetivos que se persiguen con su inversión. En efecto, a diferencia del gran porcentaje de fondos de donación que llegan al país, dedicados fundamentalmente a la superación de problemas sociales y/o económicos, los fondos FED destinados al PARME procuran fortalecer las instituciones del Estado en el ámbito de la Justicia, de la Administración Pública y de las Municipalidades.

Dichos fondos han representado una excelente oportunidad aprovechada por el Estado dominicano para establecer los mecanismos de sostenibilidad del proceso de reforma y modernización que viene desarrollándose en la República Dominicana desde hace unos diez años. En tal sentido, es preciso resaltar algunas de las enseñanzas que la experiencia del PARME ha arrojado en sus cinco años de ejecución.

En primer lugar, el proceso desarrollado ha mostrado en numerosas oportunidades que las acciones reformadoras han tenido sus mejores resultados allí donde la “Reforma y Modernización” se ha asumido como un valor, es decir como un principio institucional que marca la actuación de determinadas entidades públicas. Esta perspectiva ha hecho de esas instituciones, y sus funcionarios, los referentes permanentes de las transformaciones en el Estado dominicano.

Entender la reforma como valor representa, en cierto modo, un cambio en la cultura organizacional de la gestión pública, pues implica la generación de un nuevo enfoque tanto gerencial como político. Ahora bien, esta perspectiva no ha surgido de un momento a otro, muy por el contrario ha implicado una interiorización progresiva del significado de la reforma y modernización de las instituciones a través de múltiples acciones y proyectos.

Pero si es cierto que cada vez son más los ejemplos de instituciones y funcionarios que asumen la Reforma como un valor, no es menos cierto que aún es largo el camino por recorrer en este sentido, frente a la diversidad de sujetos institucionales y a las diferentes instancias jerárquicas. Pues el reto mayor es que dicho valor o principio institucional, real y efectivamente, se traduzca en un Estado cada vez más responsable y eficiente ante la ciudadanía, haciendo del proceso reformador un hecho tangible en la cotidianidad de los y las dominicanas.

En segundo lugar, la experiencia en el PARME ha dejado en claro que la Reforma y Modernización del Estado debe ser entendida como un proceso continuo de desarrollo institucional, y no como un simple conjunto de proyectos a ejecutar con ciertos recursos en un periodo determinado. Por esa razón debe darse una importancia vital a todas las medidas y mecanismos que confieran un carácter de sostenibilidad al proceso reformador, bajo el entendido que el Estado, al igual que la sociedad misma, es perfectible.

Por lo anterior, se requiere de un enfoque estratégico en el desarrollo organizacional de las diversas instancias del Estado, transcendiendo a la búsqueda de soluciones de los problemas inmediatos. En tal sentido se ha podido entender que dimensiones como la jurídico – estructural, la administrativo – funcional, la económico – financiera, y la humana son claves a la hora de apuntalar un adecuado proceso de reforma y modernización.

En estos cinco años de implantación del PARME, como programa, son múltiples las historias y testimonios que muestran el potencial existente en la República Dominicana para continuar con un proceso sostenido de reforma y modernización del Estado. Es el caso de la experiencia desarrollada por una diversidad de ayuntamientos en materia de modernización en la gestión financiera, en la articulación y participación social, en la organización y capacitación del personal, y en la inversión de capital; es el caso de los avances en la administración pública en materia del servicio civil y la carrera administrativa, en la atención a la ciudadanía, en el acceso a la información, en la eficiencia y calidad de servicios, y en la estructura orgánica del Estado; y es el caso del sector justicia en materia de sistema penitenciario, de ministerio público, de formación de jueces y defensores, y de articulación de la sociedad civil.

Sin embargo, ante tantos avances que se pueden mostrar, sería un error pensar que los procesos de desarrollo institucional impulsados hasta el momento son irreversibles. Esta sobre estimación, en algunos casos, ha generado una actitud de conformidad y de descuido, la cual se ha convertido en uno de los principales obstáculos al proceso de Reforma y Modernización. Muy por el contrario la experiencia indica que aunque los avances son apreciables, es indispensable continuar fortaleciendo el nivel de institucionalidad del Estado allí donde se ha iniciado, y crear las condiciones básicas para iniciar los cambios en aquellos sectores más rezagados.

Como valor la reforma y modernización del Estado debe seguir siendo transmitida a todo el funcionariado público, e incluso a toda la ciudadanía; como proceso estratégico debe seguir siendo desarrollado a todos los niveles y en todos los sectores de la gestión pública. En otras palabras, podría decirse que una de las principales lecciones aprendidas ha sido el entender que el desarrollo institucional del Estado debe ser un proceso de reforma y modernización permanente.

Últimos Artículos

El Reto de las Ciudades Pequeñas en la República Dominicana

12 DE AGOSTO, 2016
<p>1. Generalidad: Al recorrer las pequeñas ciudades de la República Dominicana son apreciables numerosas cualidades que las hacen parecer lugares apacibles, carentes de conflictos y problemas urbanos. El parque central con árboles que arrojan sombra sobre aquellos que comparten un rato en el lugar, los niños correteando en las calles, el señor sentado en la acera, la pulpería, la iglesia, etc., etc., etc. Sin embargo, al detenernos en ellas y ver más allá que las imágenes propias de otra época, es posible descubrir nuevos fenómenos urbanos, propios de las grandes ciudades, que ya están llegando a las pequeñas.</p> <p>2.- El Problema: En efecto, en esos pequeños asentamientos, cuya población ronda entre los 5 mil y 20 mil habitantes, ya es común encontrar conflictos de usos de suelos: colmadones y centros nocturnos en zonas residenciales, gasolineras y plantas de GLP en zonas densamente pobladas, etc. Por igual, ocupaciones informales de riberas de ríos y cañadas, de colinas y suelos productivos, extendiendo progresivamente los límites de zonas urbanas. Esta situación se torna más preocupante cuando se comprueba que los Gobiernos Locales de estas ciudades no cuentan con los más elementales instrumentos de planificación urbana para abordar las problemáticas territoriales; de hecho, en la mayoría de ellos aún el tema no es parte de la agenda de actuación de los mismos.</p> <p>3.- La Reflexión: En otras palabras, como nación, nos encontramos en medio de la reproducción ampliada de los grandes problemas urbanos de las grandes ciudades, al estos ir surgiendo en las pequeñas sin ninguna posibilidad inmediata de control. Los grandes errores cometidos en las grandes ciudades dominicanas, por comisión o por omisión, los estamos repitiendo en las pequeñas, sin ser capaces de apreciar que aún estamos a tiempo para generar nuevos referentes de desarrollo urbano, allí donde la dimensión o la simplicidad aún nos permite enmendar nuestras ausencias.</p> <p>4.- La Posible Solución: Es por esto que el escenario que hoy nos presenta la Ley 176-07 de municipios se constituye en una gran oportunidad de promocionar la planificación urbana como una competencia estratégica que puede ser el soporte del desarrollo de las ciudades, es decir de la gente que las habita. Es necesario que entidades como la Fenderación Dominicana de Municipios, la Liga Municipal Dominicana y la Dirección General de Ordenamiento y Desarrollo Territorial desarrollen una cruzada nacional para apoyar a los ayuntamientos (por separado o mancomunados) para que establezcan instrumentos básicos y prácticos de planeamiento urbano. Para esto un socio estrátegico podría ser el mundo académico, pues las universidades concentran grandes recursos intelectuales que muy bien podrían hacer su aporte en esta empresa de bien común. Estamos aún a tiempo para asumir el reto en nuestras pequeñas ciudades.</p>
Leer completo

Reseña Libro Metodología Desarrollo Urbano de Asentamiento Precarios DUAP

12 DE AGOSTO, 2016
<p>I.- Datos de la Obra: - Título: Metodología para el Desarrollo Urbano de Asentamientos Precarios DUAP, Enfoque desde la Administración Municipal. - Autor: Andrés Navarro García, Arquitecto, Codia 11720. - Editor: Asociación Ciudad Alternativa, Inc. - Año: 2005 - Ciudad: Santo Domingo de Guzmán, República Dominicana.</p> <p>II.- Descripción de la Obra: El libro Metodología DUAP es una obra enfocada a la gestión de la inversión de capital en los Municipios. En el se propone una metodología institucional que guíe y facilite la labor de los ayuntamientos en el desarrollo de los asentamientos humanos de su municipio, en especial de aquellos en condiciones de precariedad. La propuesta surge se construye sobre la base de dos procesos. Por un lado fue necesario hacer un diagnóstico de la situación de varios ayuntamientos en el marco de la gestión territorial que desarrollaban, y por otro lado se agotó una agenda de consultas y encuentros de retroalimentación de la propuesta metodológica. Por esta razón, el contenido mismo de la metodología DUAP es un proceso en el cual se ventila constantemente la realidad de la ciudad y asentamientos rurales, y la participación de los sectores sociales.</p> <p>III.- Contenido de la Obra: El libro está estructurado en nueve capítulos a saber: I.- Actuación Urbana de los Ayuntamientos; II.- Ruta de los Proyectos Municipales; III.- Marco Metodológico; IV.- Estructura Metodológica: V.- Estudio de la Realidad; VI.- Formulación y Diseño de la Actuación; VII.- Intervención de los Asentamientos Precarios; VIII.- Seguimiento a las Intervenciones de Desarrollo; IX.- Algunos Instrumentos y Herramientas de Apoyo. En condición de Anexos, la obra cuenta con una serie de gráficos que sintetizan el proceso metodológico, y varias matrices numéricas para la realización de diagnósticos de las variables precariedad y prioridad como medios de catalogar los diversos asentamientos de una ciudad o un municipio.</p> <p>IV.- Finalidad de la Obra: El libro fue preparado a requerimiento de la Asociación Ciudad Alternativa con la finalidad de apoyar al fortalecimiento institucional de los ayuntamientos, en sus procesos de gestión territorial. La metodología DUAP es un mecanismo de gestión flexible, que puede sufrir ajustes y adecuaciones según las condiciones y necesidades de cada ayuntamiento. Es un documento de profundo carácter didáctico dirigido a capacitar a funcionarios y técnicos municipales, junto a líderes comunitarios que representan organizaciones de base.</p>
Leer completo

Reseña Libro El Planeamiento Urbano en la Gestión Municipal

12 DE AGOSTO, 2016
<p>I.- Datos de la Obra: - Título: El Planeamiento Urbano en la Gestión Municipal. - Autor: Andrés Navarro García, Arquitecto, Codia 11720. - Editor: Programa de Apoyo a la Reforma y Modernización del Estado, PARME. - Año: 2006 - Ciudad: Santo Domingo de Guzmán, República Dominicana.</p> <p>II.- Descripción de la Obra: La obra es un manual práctico para la gestión de la planificación urbana desde los ayuntamientos. Es un documento de carácter didáctico pues está concebido para que sirva de consulta cotidiana a los actores del planeamiento de ciudades. Para su preparación se agotó un proceso de investigación documental de la legislación dominicana tanto en materia municipal como en ordenamiento territorial, y se tomó como referencia la Metodología DUAP (Desarrollo Urbano para Asentamientos Precarios) en su aspecto amplio de proceso de gestión urbana.</p> <p>III.- Contenido de la Obra: El manual cuenta con tres capítulos a saber: I.- La Legislación Municipal en Materia de Planeamiento Urbano; II.- Metodología para el Planeamiento Urbano; y III.- Algunos Instrumentos Prácticos para el Planeamiento Urbano. Además contempla como anexos varios ejercicios prácticos para facilitar el estudio del documento en equipos de personas, y un compendio de las principales leyes que abordan la gestión de la planificación urbana en la República Dominicana. Como mecanismo didáctico se hace uso de gráficos al final de cada capítulo, sintetizando las ideas principales de su contenido.</p> <p>IV.- Finalidad de la Obra: El libro fue elaborado a requerimiento del Programa de Apoyo a la Reforma y Modernización del Estado, PARME, con el fin de desarrollar un proceso de capacitación en los ayuntamientos de país, de forma que se fortalecieran las estructuras técnico – administrativas vinculadas a la gestión del territorio. En tal sentido “el manual es un instrumento didáctico para la introducción al universo de la planificación de los asentamientos humanos. Aunque en el contenido se da prioridad a la perspectiva de la administración municipal, el documento puede responder a las inquietudes e interrogantes que surjan de los diversos sectores sociales del municipio.</p>
Leer completo